Informe anual

 
 
Shalom.
Hace pocas semanas, el Departamento de Estado de Estados Unidos, hizo público su informe anual sobre las Libertades Religiosas en el Mundo.
Es por ello, y porque nos afecta de una manera directa, que presentamos una traducción libre del informe sobre Israel.
No está todo, sino lo que he considerado más importante.
Es inquietante ver cómo, lo que hemos sufrido durante siglos, se lo hacemos también al que cree de forma diferente a nosotros en Israel. Repetimos hasta el cansancio que Israel es la única democracia de Oriente Próximo y es verdad. Decimos que sus leyes son únicas en su entorno, y es verdad. Lo que ocurre, es que algunos no se resignan a la equidad y la justicia, y quieren que la ley que rija en Israel, sea la ley del embudo religioso.
No es el problema la ley de Israel, el problema es que pesan más las ordenes de los religiosos que las leyes de los tribunales.
Si en España ocurriese lo mismo desde el sector católico, el mundo judío se echaría a la calle. En Israel, los que deberían hacer cumplir las leyes: funcionarios, policías, educadores, etc., son los que las infringen de forma descarada, convirtiéndose en prevaricadores y delincuentes. Ese es gran mal de Israel.
 
Extracto del Informe:
 
 
“funcionarios de embajada de EEUU redactaron un listado en el que se argumentaba la necesidad de aprobar de forma oficial la inclusión de grupos religiosos. Se contemplaba la necesidad de investigar los actos de violencia por motivos religiosos, contra los grupos minoritarios incluyendo a Judíos Mesiánicos y los Testigos de Jehová, y la necesidad de clarificar la práctica de impedir la entrada en el país, a quien está incluido en las listas del Ministerio del Interior, por ser sospechosos de ser misioneros.
Según el informe 2008 de la Oficina Central de Estadística, el 7 por ciento de la población judía es ultraortodoxo; el 10 por ciento es Ortodoxo; el 39 por ciento se describe como " tradicionalmente religioso "  y el 44 por ciento se describe como judío "no-religioso/secular".  La mayor parte de la población afirmó observar algunas tradiciones judías. También se estima que el 30 por ciento de la población judía del país es de origen extranjero. El número creciente de judíos que se asocian con los movimientos Conservador, Reformado, y las corrientes Reconstruccioncitas del Judaísmo, es aun pequeño.. .. Hay una comunidad pequeña pero creciente de aproximadamente 10.000 Judíos Mesiánicos.
In 2009 the Jewish Agency added to a computerized form the specific question of whether one believed Jesus was the Jewish Messiah to determine whether a Jew qualified to immigrate. En 2009, la Agencia Judía añadido en un soporte informático  la pregunta concreta de si el solicitante creía que Jesús era el Mesías, para determinar si era un judío calificado para emigrar. El Tribunal Supremo ha confirmado en repetidas ocasiones, sin embargo, el derecho a conservar la ciudadanía de Israel a los judíos que creen que Yeshúa (Jesús) es el mesías
La exclusión rutinaria de la inmigración era aplicada sólo contra Judíos Mesiánicos, mientras que los judíos que eran ateos o decidieron creer en otras religiones, incluyendo a muchos hindúes y budistas, no fueron excluidos.
La organización no gubernamental de defensa legal, el Instituto de Jerusalén de Justicia (JIJ), acusó de que en este período de tiempo, los funcionarios en el MOI negaron servicios a algunos ciudadanos basados en sus creencias religiosas. El informe  de defensa legal del JIJ incluyó numerosos casos en que se trató de revocar la ciudadanía por el MOI por ser descubiertas sosteniendo creencia Mesiánicas o cristianas, o negar algunos servicios nacionales - como beneficios sociales o pasaportes - a tales personas.
En otros casos el JIJ denunció que  el MOI rechazó cursar títulos de ciudadanía bajo la Ley del Retorno a personas que sostenían ser cristianos o con creencias religiosas judías mesiánicas. En mayo de 2009 el JIJ archivó una desestimación de petición al Tribunal Supremo de parte de tres judíos Mesiánicos bajo el Derecho de Retorno cuyas solicitudes para la inmigración fueron bloqueados por el MOI. Ellos desafiaron la negativa del MOI y presentaron una demanda en el Tribunal Supremo de abril de 2008, el cual declaró que el gobierno no podía negar  la solicitud a estas tres personas ya que ellos cumplían los requisitos para solicitar la ciudadanía bajo el Derecho de Retorno independientemente de su identificación como judíos Mesiánicos, con tal de que ellos no fueron considerados judíos conforme a la definición Ortodoxa. El caso continúa abierto al final del período de declaración.
El 30 de julio de 2009, el Tribunal Supremo rechazó la decisión de 2008 del MOI de revocar la ciudadanía de una familia que inmigró en 1997 bajo el Derecho de Retorno. El tribunal no encontró ningunas pruebas de información falsificada en cuanto a la identidad judía aunque la esposa fuera cristiana y el marido un judío Mesiánico. La interrogación de 2008 del MOI se había centrado en las convicciones religiosas de la pareja.
Las actitudes de la sociedad hacia actividades de misionero y conversión generalmente eran negativas. La mayor parte de los judíos se opusieron a las actividades de misioneros dirigida hacia los judíos,  algunos se manifestaron hostiles a que los judíos se conviertan al cristianismo. Mientras el proselitismo es oficialmente legal, los misioneros siguieron afrontando el hostigamiento y la discriminación por algunos activistas judíos y organizaciones.
Las comunidades Judías Mesiánicas, entre otros grupos, son acosadas por organizaciones religiosas judías como  Yad L'Achim y Lev L'Achim, en algunas ocasiones, estas organizaciones judías religiosas se opusieron a la actividad de misionero, acosándolos y de vez en cuando  asaltando a sus miembros. Según abogados JIJ y representantes de comunidades afectadas religiosas, Yad L'Achim, presiona a propietarios, patrones, y funcionarios MOI para que les ayuden en su campaña contra los grupos que estos consideran " cultos peligrosos. "
El 29 de junio de 2009, el Tribunal Supremo ordenó al rabí oficial de Ashdod y al Consejo Oficial de rabí Principal, restaurar la licencia cosher que las autoridades rabínicas habían quitado de la Panadería de Tarta Pnina en Ashdod en junio de 2006 después de la vista de un Yad L'Achim. Señalaron  que el propietario de la panadería era un judío Mesiánico. El tribunal apreció que el retiro de la licencia, que drásticamente afectó al negocio de la panadería, era únicamente debido a que el propietario era un Judío Mesiánico y no tuvo nada que ver con la ley Kashrut. A pesar de la sentencia del Tribunal Supremo, el Consejo Oficial del rabí Principal no había restaurado la licencia coser, en un desprecio a la sentencia del tribunal dictada el 21 de diciembre de 2009. El caso estaba todavía pendiente de resolución al final de este período de declaración.
El 2 de diciembre de 2009, en Beit She'an, la policía detuvo a dos ultraortodoxos sospechosos por quemar el coche de Eliav Levine, un líder Mesiánico judío. El 1 de diciembre, Levine había cambiado su residencia para evitar el hostigamiento repetido por hombres ultraortodoxos. El JIJ divulgó que en el abril de 2008 la hija de 11 años de Levine, fue llamada a la oficina del Director de la escuela, donde el Director permitió a un rabino y a dos activistas antimisioneros de Yad L'Achim interrogarla para obtener la información sobre su familia y congregación. Dos semanas más tarde, el coche del padre de la muchacha fue bombardeado por primera vez. La interrogación en la escuela estuvo relacionada con el bombardeo, la muchacha reveló los detalles de su interrogación, contrariamente a las instrucciones de su Director. La policía fue notificada, pero ninguna investigación ocurrió. Después de una reclamación pública archivada con el Ministerio de educación, la escuela despidió al Director.
El 15 de mayo del 2009, los residentes en un suburbio ultra-ortodoxo de Tel Aviv, atacaron y agredieron a un grupo de judíos mesiánicos que repartían Nuevos Testamentos. Según informó la prensa, grupos de vecinos se unieron a la agresión, mientras que la policía no intervino para detenerlos.