La inquisición Resucita

 
 
Aquí les dejo una noticia de “El Reloj.com”. La noticia no tiene desperdicio, no por lo que dice (que es importante), sino por cómo lo dice. Sería impensable que en España hubiese una organización contra el proselitismo de nadie (y menos del judaísmo). Sería impensable que alguien escribiese un artículo denunciando que el anterior Defensor del Pueblo era judío y que había que boicotearle o que el candidato a la Presidencia de Madrid, D. Jaime Lissavetzky, no debe presentarse a la candidatura, porque es judío.
Ya va siendo hora de que esas mentes cambien y dejen de reclamar derechos que ellos no conceden a otros. Señores, salgan ya de la edad media. No sean ustedes los que dirijan ahora la Inquisición. La Inquisición Israelí.
 
 
Misioneros pretenden ingresar en la Knesset
Un organismo de lucha contra los misioneros informó que un activista misionero pretende ingresar en la Knesset y así transmitir su mensaje religioso al público judío de Israel.
 
Según el informe de la organización Yad Le Ajim, un misionero llamado Kalev Mayers pretende ser elegido para ingresar en la lista de parlamentarios a ocupar la Knesset o parlamento en las próximas elecciones.
Mayers es pastor y dirige el Instituto Jerusalem para la Justicia, un organismo que lleva adelante actividades misioneras en Israel.
La amenaza misionera es un tema que es visto con gravedad y preocupación en Israel, ya que los activistas se infiltran en comunidades religiosas y van de a poco transmitiendo su mensaje para acercarlos a su fe.
Yad Le Ajim asegura que Mayers ya tiene fuerte influencia en el Likud, y que hasta cuenta con cierta autoridad para elegir candidatos en el partido.
Según las organizaciones misioneras en Israel una de las mejores formas de transmitir su mensaje es a través de la política y sus actividades.
Yad le Ajim cito las palabras de Mayers en las que dice “creo que si queremos tener influencia…no hay otra forma…tenemos que ser activistas en este tema (la política). Estoy a favor de las actividades misioneras tanto sociales como políticas. Digo sí al activismo mesiánico, y estar involucrados. El ingreso de un judío mesiánico o mesiánico no judío a una de los grandes partidos podría influenciar para el ingreso a la Knesset”.
El periódico Majlaká Rishona informa que desde Yad Le Ajim se envió una carta a todos los integrantes del gobierno dando aviso de esta amenaza y se insta a llevar adelante mociones para hacer ley que se prohíba las actividades misionera.