Salarios de rabino NO ortodoxos

El Reloj.com
 
Israel reconocerá por pirmera vez a rabinos reformistas y conservadores.
 
En una acción sin precedentes, Israel ha anunciado que está dispuesto a reconocer a la reforma, a líderes conservadores de la comunidad como sus rabinos y a financiar sus salarios.
Los rabinos pertenecientes a cualquier corriente no ortodoxa serán clasificados como "de rabinos de comunidades no ortodoxas". El fiscal general informó al Tribunal Superior que el Estado comenzará a financiar a rabinos no ortodoxos en los consejos regionales y las comunidades agrícolas que están interesados ​​en hacerlo.
Esta respuesta del Estado se produce por una petición hecha en 2005 por el Movimiento de Israel para la Reforma y el Judaísmo Progresista, en el nombre de la comunidad de Reforma en el kibutz Gezer, y el rabino Miri Gold, que exigió la financiación igualitaria de servicios religiosos no-ortodoxos a los de los ortodoxos a través de la autoridad municipal. Los peticionarios exigieron al Consejo Regional que se les permitiera financiar el sueldo del líder de la comunidad de la misma manera que cientos de consejos regionales, los barrios y comunidades de todo el país lo hacen para los hombres que los rabinos ortodoxos que emplean.
En las negociaciones celebradas fuera de la corte, el Estado estuvo de acuerdo en reconocer a los rabinos no ortodoxos, pero se negó a reconocer sus rabinatos. El Estado quería llamarlos "líderes comunitarios". Hace unas tres semanas, el jurado encabezado por la Corte Suprema de Justicia Elyakim Rubinstein solicitó la intervención del Procurador General Yehuda Weinstein, quien accedió a reconocer la terminología de "rabino de una comunidad no ortodoxa".
El Estado sostuvo que el acuerdo sobre la reforma y los rabinos conservadores no se hará a través del consejo religioso ni se llevará a cabo a través de empleo directo de las autoridades locales, ni tampoco de asistencia financiera. La financiación será a cargo del Ministerio de Cultura y Deportes y no del Ministerio de Servicios Religiosos.
La decisión se limita a los consejos regionales y las comunidades agrícolas, y no se extiende a las grandes ciudades. Los enumerados en el nuevo título no tendrán ninguna autoridad sobre los asuntos religiosos y halájico. Hasta ahora, el Estado se ha comprometido a apoyar financieramente a 15 rabinos no ortodoxos. La Corte Suprema de Justicia se supone que debe presentar una decisión final sobre la petición pronto.
El movimiento de la Reforma, dijo que "esta declaración por parte del Estado constituye un precedente y el logro histórico de los movimientos no-ortodoxos y el público a los que sirven, que hasta ahora han sufrido de discriminación económica por los servicios religiosos."
El jefe del movimiento de Reforma de Israel, el Rabino Guilad Kariv, dijo que "la decisión del Estado para apoyar las actividades de los rabinos reformistas en los consejos regionales, mientras se reconocen sus roles como rabinos, es un avance importante en los esfuerzos para avanzar en la libertad de religión en Israel. Este es el primer paso, pero significativo, hacia la comparación de la situación de todas las corrientes del judaísmo en Israel y esperamos que el estado de hecho va a garantizar los compromisos de la corte se apliquen plenamente. "
"Esperamos que el acuerdo del Estado para reconocer las actividades de la comunidad de los rabinos reformistas dará lugar a medidas adicionales que se anule la profunda discriminación de las corrientes no ortodoxas en Israel", continuó Kariv.
Tras el anuncio, el ministro de Servicios Religiosos Yaakov Margi (Shas) dijo que si se le obliga a pagar los sueldos de los rabinos no ortodoxos, va a pedir permiso al líder espiritual del Shas, el rabino Ovadia Yosef, para renunciar a su cargo. Para evitar conflictos semejantes, es que dichos sueldos se pagarán por el Ministerio de Cultura y Deportes. Se consideran al judaísmo conservador o progresista como manifestaciones culturales y no religiosas.
La líder opositora Shelly Yacimovich (Avoda) dio la bienvenida a la medida, y la describió como un importante punto de inflexión en la relación entre el Estado y todas las corrientes del judaísmo en Israel y el mundo.
El jefe de la Asamblea Rabínica del Movimiento Conservador, el rabino Julie Schonfeld, dijo que "este es un día histórico para los israelíes y los Judíos en todo el mundo", mientras que la Asamblea Rabínica presidente Gerald Skolnik, dijo que espera que la decisión sería invitar a nuevas oportunidades espirituales judías que "fortalecerán a Israel y traería muchos israelíes cerca de la religión y la tradición judías".
Todas estas declaraciones son muy interesantes, pero no respetan el espíritu del establecimiento de Israel como Estado Judío en 1948. Cabe recordar, entonces, dicho espíritu para comprender por qué Eretz Israel apoya económicamente a la ortodoxia y no reconoce a la reforma o al conservadorismo.
Antes del establecimiento del Estado Judío, las Naciones Unidas estaban interesadas en conocer cuál era la opinión de la ortodoxia judía respecto al pedido hecho por la Agencia Judía de crear un Estado Judío. El liderazgo de la Agencia Judía tenía sumo interés en conseguir que Agudat Israel (que nucleaba a la ortodoxia) tuviera una actitud positiva hacia el requerimiento de tener un Estado Judío. A cambio de ello, Agudat Israel pedía de la dirigencia de la Agencia Judía un documento que garantizara los principios religiosos dentro de ese Estado, y dicho documento fue considerado a lo largo de todos estos años como algo inamovible. El mismo consistía en una carta fechada el 1º. de Tamuz de 5707 -19 de Junio de 1947, dirigida a Agudat Israel y firmada por el Sr. David Ben Gurión y otros líderes de la Agencia Judía: el Rabino Y.L. Fishman (Maimon), e incluso el dirigente anti-religioso, Sr. Itzjak Greenbaum. Esa carta prometía que, en el Estado Judío, el Shabat sería el día oficial de descanso, que en todas las cocinas del gobierno se prepararía solamente comida casher, que los divorcios y los casamientos se realizarían conforme a la Halajá y que la educación podría ser elegida libremente.
El paso que se da ahora no iría en contra de ese documento. Pero no debería suponer un paso posterior.