Semana Posterior a Pesaj

30/04/2019

 

Shalom

Como sabeís la semana de Pesaj ha terminado con aquellos siete días que El Eterno nos mandó guardar y recordar (en memoria de aquella noche en Egipto: única y especial).

Esta idea se encuentra en Éxodo 12:42: ‘’noche de guardar para El Eterno, por haberlos sacado de la tierra de Egipto. Esta noche es para ser guardada por todos los hijos de Israel por sus generaciones’’.

La palabra para guardar en hebreo es ''shimur'' que significa observación. A su vez viene de guardar, de otra palabra que es su ráiz primitiva: 

 ''shamár'': guardar—advertir, aguardar, atesorarcelebrar, centinela, conservar, considerar, cuidado, cuidar, cumplir, custodiar, ejercer, encargar, esperar, espiar, guarda, guardador, guardar, guardia, guardián, interés, mantener, meditar, mirar, observar, pastor, preservar, reservar, seguir, tener, velar, vigilante, vigilar.

Como habréis podido observar el hebreo es polisémico. Es fundamental (vital) saber contextualizar para tener una comprensión adecuada.

Pero a lo que vamos es que Pesaj es un estatuto mandado por Adonay para su pueblo. El mensaje inmerso en Exódo 12: 42-51 son dos situaciones. Por un lado se relata el acontecimiento de la salida de Egipto, y por otro lado se ordena recordar ese acontecimiento y practicarlo para la posteridad.

¿Pero dónde, cuándo y cómo guardar esta festividad?

‘’Cuando entréis en la tierra que El Eterno os dará’’. (Ex 12: v25)

Es decir, este mandamiento fue establecido al pueblo de Israel cuando aún no estaban en aquella tierra prometida. Una vez establecidos tendríamos que cumplir y celebrar este acontecimiento tal y como lo había ordenado el Eterno, porque la Torá fue dada para vivirla en esta tierra (eretz Israel) y no en otro lugar.

Como bien sabemos, el pueblo de Israel a lo largo de los siglos quebrantó la Torá y fuimos desobedientes y rebeldes. Cuando esto ocurre y nos alejamos de la voluntad del Eterno, somos llevados a la diáspora y vivimos entre extranjeros. Adonay mandó celebrar sus fiestas en su tierra siendo un pueblo libre. Tenemos que tener claro el contexto de esta celebración. Pesaj era una de las fiestas que giraban en torno al templo (en el contexto de vivir en Israel).

No tenemos templo, y muchos vivimos en tierra extranjera. Cuando nos salimos de ese límite la situación cambia, pero no así el significado.

Aunque seamos extranjeros en una tierra extraña no estamos excentos de cumplir el mandato de guardar y recordar Pesaj. Para hacerlo de la manera adecuada es fundamental que conozcamos nuestra historia como pueblo y tengamos claro qué nos demanda El Eterno.

A esta noche el Mesías introdujo una variante más  y habiendo cumplido el mandato añadió: ‘’haced también esto en recuerdo de mí’’ e hizo una serie de rituales para consagrar ese día.

Debemos tener en cuenta estas cuestiones básicas a la hora  de guardar y recordar la pascua judía, ordenada por El Eterno. Porque el significado profundo de esa noche no es sólo para recordarlo una vez sino todos los días de nuestra vida.