Vino o mosto

 
 
Tengo que reconocer que no me había dado cuenta de la cantidad de literatura que ha “parido” un tema tan banal y tan vacío de contenido como este. Y he dicho bien, vacio, pues los argumentos esgrimidos en esta cuestión (para implantar el uso del mosto) no tienen ningún fundamento.
No entraré a rebatir todas las enseñanzas basadas en las suposiciones de algunos.
Sólo daré un poco de información al respecto y que luego cada uno, que medite y discrimine lo correcto de la invención.
El término “mosto” aparece una vez en el Berith H. (pacto renovado). Está la cita en Hechos 2:13, utilizaré la Reina-Valera, pues es la traducción de los que enseñan la apología del mosto. “Mas otros, burlándose, decían: Están llenos de mosto”. Es significativo, que la única vez que aparece la palabra mosto, refiriéndose a los discípulos del mesías, se están refiriendo a la ingesta de una bebida alcohólica: Hech. 4:15 “porque estos no están ebrios”. Dejando claro y de una manera irrefutable, que mosto también se refiere a una bebida altamente alcohólica. Y aquí surge la primera pregunta: ¿porqué se le da el significado a mosto como jugo de uva sin alcohol, si su significado no es ese?.
Veamos lo que dicen las Escrituras referente a este tipo de bebidas:
1.- El mosto de Hech.2:13 es referido utilizando la palabra “gleúkos”, que significa perfectamente, jugo fresco y dulce altamente embriagante, vino fermentado” (pueden comprobarlo en un diccionario)
2.- El vino del Berith H. el término utilizado en griego es “oínos” (Mat. 11:19, Luc. 7:34,   1ª Tim. 3:3,8, 5:23). De destacar y resaltar es que el propio Yeshúa reconoce que bebía vino: Mat. 11:19, Luc. 7:34. Si le acusaban de beber vino y de juntarse con los pecadores, es porque lo hacía en verdad.
3.- Vino en el Tanaj: Yáyin (ejemplo Oseas 4:11). Una vez más en este texto encontramos que mosto y vino, son bebidas alcohólicas.
 
Como dato añadido, veamos qué dice la tradición judía al respecto. En el Tratado Babha Batra 97b, líneas 11 y 12, se describe como había que mezclar vino y agua de forma tradicional.
 
Como último dato, decir: había gran cantidad de vinos en la época del Yeshúa: Vino de rojo de Sarón, vino negro, vino con miel y pimienta, vino añejo (con agua y bálsamo, este especial para enfermos), vino de mirra, vino de alcaparras, vino con pimienta y ajenjo, “agraz” o Tamad (bebida hecha con uvas no maduras o heces del vino), vino de palma, vino de Amón (de importación), vino de hielo (del Líbano), agraz de idumea.
 
Bueno, he dejado bastante información (creo); ahora el que quiera, que crea las doctrinas de los misioneros evangélicos de USA, viciados en su teología por la “Ley seca” o se acerquen a la verdad sin complejos. A mí, en particular, me parece que tan correcto sería argumentar la utilización del mosto, como de la Coca Cola.
Shalom.