Semana Posterior a Pesaj

30/04/2019

 

Shalom

Como sabeís la semana de Pesaj ha terminado con aquellos siete días que El Eterno nos mandó guardar y recordar (en memoria de aquella noche en Egipto: única y especial).

Esta idea se encuentra en Éxodo 12:42: ‘’noche de guardar para El Eterno, por haberlos sacado de la tierra de Egipto. Esta noche es para ser guardada por todos los hijos de Israel por sus generaciones’’.

La palabra para guardar en hebreo es ''shimur'' que significa observación. A su vez viene de guardar, de otra palabra que es su ráiz primitiva: 

 ''shamár'': guardar—advertir, aguardar, atesorarcelebrar, centinela, conservar, considerar, cuidado, cuidar, cumplir, custodiar, ejercer, encargar, esperar, espiar, guarda, guardador, guardar, guardia, guardián, interés, mantener, meditar, mirar, observar, pastor, preservar, reservar, seguir, tener, velar, vigilante, vigilar.

Como habréis podido observar el hebreo es polisémico. Es fundamental (vital) saber contextualizar para tener una comprensión adecuada.

Pero a lo que vamos es que Pesaj es un estatuto mandado por Adonay para su pueblo. El mensaje inmerso en Exódo 12: 42-51 son dos situaciones. Por un lado se relata el acontecimiento de la salida de Egipto, y por otro lado se ordena recordar ese acontecimiento y practicarlo para la posteridad.

¿Pero dónde, cuándo y cómo guardar esta festividad?

‘’Cuando entréis en la tierra que El Eterno os dará’’. (Ex 12: v25)

Es decir, este mandamiento fue establecido al pueblo de Israel cuando aún no estaban en aquella tierra prometida. Una vez establecidos tendríamos que cumplir y celebrar este acontecimiento tal y como lo había ordenado el Eterno, porque la Torá fue dada para vivirla en esta tierra (eretz Israel) y no en otro lugar.

Como bien sabemos, el pueblo de Israel a lo largo de los siglos quebrantó la Torá y fuimos desobedientes y rebeldes. Cuando esto ocurre y nos alejamos de la voluntad del Eterno, somos llevados a la diáspora y vivimos entre extranjeros. Adonay mandó celebrar sus fiestas en su tierra siendo un pueblo libre. Tenemos que tener claro el contexto de esta celebración. Pesaj era una de las fiestas que giraban en torno al templo (en el contexto de vivir en Israel).

No tenemos templo, y muchos vivimos en tierra extranjera. Cuando nos salimos de ese límite la situación cambia, pero no así el significado.

Aunque seamos extranjeros en una tierra extraña no estamos excentos de cumplir el mandato de guardar y recordar Pesaj. Para hacerlo de la manera adecuada es fundamental que conozcamos nuestra historia como pueblo y tengamos claro qué nos demanda El Eterno.

A esta noche el Mesías introdujo una variante más  y habiendo cumplido el mandato añadió: ‘’haced también esto en recuerdo de mí’’ e hizo una serie de rituales para consagrar ese día.

Debemos tener en cuenta estas cuestiones básicas a la hora  de guardar y recordar la pascua judía, ordenada por El Eterno. Porque el significado profundo de esa noche no es sólo para recordarlo una vez sino todos los días de nuestra vida.

 

 

 

INICIO

INICIO

¡Baruj Aba! (Bienvenidos)

 

Esta es la página de la Comunidad Shema Sefarad. Muchas gracias por el tiempo dedicado a visitarnos.

Permítanos presentarnos:

Los miembros de esta Comunidad somos descendientes de los judíos obligados a convertirse al catolicismo a lo largo de siglos. Nombres como, conversos, cripto-judíos, cristianos nuevos, marranos o alboraícos, se nos han aplicado. Unas veces de forma despectiva, otras para constatar el hecho de nuestra herencia y nuestro pasado. Nuestra historia ha llenado cientos de páginas y nuestras desgracias han sido el eje conductor de cientos o miles de novelas y documentales. Somos la semilla de aquellos sefardíes que no se marcharon, somos los descendientes de los cientos de miles que se quedaron en el momento de la expulsión. No podemos olvidar el hecho de que se quedó en España el doble de los que se fueron. No vamos a entrar en este momento en describir el por qué de su decisión. Lo cierto e indiscutible es que más de 800.000 judíos decidieron quedarse aceptando (sinceramente o aparentemente) la fe católica.

Desde luego que muchísimos de nuestros antepasados siguieron practicando la fe de nuestros padres, y muchos de ellos sufrieron por tales actos de intrepidez. Hoy, cinco siglos después, y transcurridas 30 generaciones, hemos regresado a la fe de Abraham, Yisaac y Yacob.

Mucho se conoce de las vicisitudes de nuestros hermanos que marcharon hacia Portugal, lo que hoy es Marruecos, Los Países bajos, Turquía o los Balcanes, pero muy poco se conoce de nuestra historia. Muchos hacen referencia a nosotros, pero pocos se atreven a definirnos. No saben las persecuciones que hemos sufrido, no saben de los miedos que pasaron nuestros padres cada viernes a la tarde para no ser descubiertos celebrando el shabbat. Durante siglos fuimos “gente sin oficio ni beneficio”, españoles a los que se avisaba “que tiraban de la manta” para descubrirlos antes las autoridades.

Con todos estos antecedentes históricos y familiares, nos sentimos con el derecho y “obligación” de retornar, de recuperar nuestra historia y nuestra cultura.

Esperamos que la información contenida en este sencillo medio, le sea de ayuda en sus inquietudes, o a lo menos, contribuyamos a enriquecer su conocimiento.

Nuevamente,

¡Baruj aba!, Bienvenido.

 

INICIO

                         

 

¡Baruj Aba! (Bienvenidos)

 

Esta es la página de la Comunidad Shema Sefarad. Muchas gracias por el tiempo dedicado a visitarnos.

Permítanos presentarnos:

Los miembros de esta Comunidad somos descendientes de los judíos obligados a convertirse al catolicismo a lo largo de siglos. Nombres como, conversos, cripto-judíos, cristianos nuevos, marranos o alboraícos, se nos han aplicado. Unas veces de forma despectiva, otras para constatar el hecho de nuestra herencia y nuestro pasado. Nuestra historia ha llenado cientos de páginas y nuestras desgracias han sido el eje conductor de cientos o miles de novelas y documentales. Somos la semilla de aquellos sefardíes que no se marcharon, somos los descendientes de los cientos de miles que se quedaron en el momento de la expulsión. No podemos olvidar el hecho de que se quedó en España el doble de los que se fueron. No vamos a entrar en este momento en describir el por qué de su decisión. Lo cierto e indiscutible es que más de 800.000 judíos decidieron quedarse aceptando (sinceramente o aparentemente) la fe católica.

Desde luego que muchísimos de nuestros antepasados siguieron practicando la fe de nuestros padres, y muchos de ellos sufrieron por tales actos de intrepidez. Hoy, cinco siglos después, y transcurridas 30 generaciones, hemos regresado a la fe de Abraham, Yisaac y Yacob.

Mucho se conoce de las vicisitudes de nuestros hermanos que marcharon hacia Portugal, lo que hoy es Marruecos, Los Países bajos, Turquía o los Balcanes, pero muy poco se conoce de nuestra historia. Muchos hacen referencia a nosotros, pero pocos se atreven a definirnos. No saben las persecuciones que hemos sufrido, no saben de los miedos que pasaron nuestros padres cada viernes a la tarde para no ser descubiertos celebrando el shabbat. Durante siglos fuimos “gente sin oficio ni beneficio”, españoles a los que se avisaba “que tiraban de la manta” para descubrirlos antes las autoridades.

Con todos estos antecedentes históricos y familiares, nos sentimos con el derecho y “obligación” de retornar, de recuperar nuestra historia y nuestra cultura.

Esperamos que la información contenida en este sencillo medio, le sea de ayuda en sus inquietudes, o a lo menos, contribuyamos a enriquecer su conocimiento.

Nuevamente,

¡Baruj aba!, Bienvenido.

 

Conferencias en Ubeda

Sinagoga del Agua

El mes de septiembre fueron impartidas cuatro conferencias en la "Sinagoga del Agua" de Úbeda a cargo del Rabino Mijael Sofer. Todo un éxito en asistencia.

Arquelogía

DESCUBREN IMPONENTE MOSAICO DE HACE 1,500
AÑOS EN SUR DE ISRAEL
La belleza del mosaico hace suponer que significó un gasto enorme para
la época. EFE

Aseguran que exigió una inversión considerable para la época
Fue descubierto en los campos de cultivo del kibutz Bet Qama, durante
la supervisión para la construcción de un cruce en la principal autopista
JERUSALÉN, ISRAEL (12/MAY/2013).-
Arqueólogos israelíes han descubierto
un imponente mosaico de hace alrededor de mil 500 años en una zona al norte
de la ciudad de Beer Sheva (sur), aunque por ahora no se ponen de acuerdo
en el uso que pudo tener.
El colorido mosaico, que se remonta al período bizantino (siglos IV a VI), fue
descubierto en los campos de
cultivo
del kibutz Bet Qama, durante los trabajos
de supervisión para la construcción de un cruce en la principal autopista del
país, informó la Dirección de Antigüedades en un comunicado.
Los trabajos de excavación dejaron al descubierto "los restos de un
asentamiento de más seis mil metros cuadrados", según la nota.
Ilustrado con formas geométricas y en las esquinas con el
diseño
de un ánfora,
el mosaico era al parecer el suelo de una gran sala de 12 metros de largo por
8.5 de ancho, en la que el techo estaba cubierto aparentemente con azulejos.
Hallado sobre una conocida
ruta
al norte de la ciudad de Beer Sheva, en el
desierto del Negev, los investigadores no han decidido aún cuál era el uso que
se daba al edificio, pero aseguran que exigió una inversión considerable para la

época.
"Parece que el lugar era una hacienda que consistía de una
iglesia,
edificios
residenciales, almacenes, una gran cisterna, piscinas y un
edificio público, todo rodeado por campos de cultivo", agrega el comunicado.
La hacienda estaba situada entre dos conocidos poblados habitados por judíos
y cristianos

Batalla en la Explanada del Muro

UNA BATALLA POCO ORTODOXA
Una mujer logra rezar con la parafernalia masculina ante el Muro de las Lamentaciones.
 
Los ultra religiosos reciben el gesto entre insultos y botellazos
 
DAVID ALANDETE 19 MAY 2013 - 00:00 
 
 
Bonnie Ras sabía dónde se metía el viernes 10 de mayo. Poco antes de las siete de la mañana un estruendo emanaba de la plaza frente al Muro de las Lamentaciones de Jerusalén. Era una mezcla de pitidos, gritos e insultos. “Nazis, volved a Alemania”, le gritaron en hebreo, mientras se abría paso, nerviosa, entre una marabunta de hombres vestidos al estilo ultraortodoxo, con gorro y traje negro sobre camisa blanca. “Zorra”, clamaban desde el fondo. Esquivó una botella. A su izquierda, un cordón de policías forcejeaba con un pequeño grupo de ultrarreligiosos. Uno de ellos gritaba con ira, la mandíbula desencajada y la mirada perdida. Otros lanzaban vasos, piedras, sillas.
Para esos hombres, Ras estaba profanando el lugar más sagrado para el judaísmo, un muro que contenía un recinto en el cual, según la tradición, se hallaba en tiempos inmemoriales un templo que guardaba el Arca de la Alianza. Lo que hacía allí esta madre de dos hijas, nacida en Nueva York hace 54 años, de apariencia y voz afable, era, simplemente, rezar.
El muro es un lugar de culto férreamente controlado por rabinos ultraortodoxos, que no solo dividen su acceso entre hombres y mujeres, sino que imponen una serie de tradiciones que mujeres como Ras están decididas a cambiar. Cuando comenzó, en 1988, la lucha del grupo Mujeres del Muro parecía quijotesca. Rezan en ese lugar sagrado, dentro de la sección estrictamente reservada a las mujeres, con un atuendo tradicionalmente reservado a hombres. Durante la oración, Ras se cubrió la cabeza con el taled, un manto de oraciones con flecos. Leyó de la Torá y enunció el kadish, un rezo religioso que, según la tradición, solo puede articularse en presencia de al menos 10 varones mayores de 13 años. Otras mujeres se aplicaron las filacterias, unas cajas con pergaminos de las escrituras, unidas a unas cintas de cuero, sobre un brazo y la frente. Un sacrilegio para los ultraortodoxos.
Pero este mes, por primera vez, la policía estaba para protegerlas. Hasta ahora, por lo mismo, eran detenidas. A Ras, de hecho, la arrestaron en tres ocasiones. Tras la última, el 11 de abril, la policía presentó cargos porque un fallo de 2003 de la Corte Suprema de Israel prohíbe a las mujeres rezar del modo en el que lo hacen los hombres ante el muro. Finalmente, el mes pasado, la justicia ordinaria falló a su favor. El caso, El Estado de Israel contra Ras, abrió el camino a toda una revolución en los usos y costumbres del muro.
El empeño de un grupo de mujeres ha propiciado que se proyecte una zona de rezo en la que no se discrimine por sexos
“Cuando oí el veredicto sentí alivio, pensé que todo había acabado, después de tantos años de lucha”. Comenzó a acudir al muro en 2009. Un año después se mudó de Estados Unidos a Israel. “Los rabinos ultraortodoxos nos ven como una amenaza a su modo de vida. Y buscan que las mujeres no sean vistas en público, que no se unan en grupos. Eso ya no cabe en el nuevo Israel”, añade.
Puede, sí, que la justicia esté de su lado, pero esos mismos rabinos no se van a resignar. Y durante el último rezo se esmeraron en mostrar músculo. Enviaron al muro a miles de estudiantes de sus yeshivas para ahogar a las mujeres en un ensordecedor océano de rabia. “Son unas reformistas”, gritaba, a modo de insulto, Nachman Manweiss, un estudiante de 21 años que se dejaba los pulmones. “Esto es una ofensa a lo más sagrado de todo lo sagrado. A mí no me importa que recen como quieran, pero que no lo hagan aquí”, dijo.
Hace solo unos meses parecía que la determinación de las mujeres iba a abrir fisuras irreconciliables en el muro y en Israel. Muchas de esas fieles son norteamericanas. “Vengo de una familia muy comprometida con la lucha por los derechos civiles en mi país”, asegura Ras. Los arrestos, que comenzaron en 2009, crearon indignación en Estados Unidos, el aliado más fiel de Israel en la escena internacional, y fuente inagotable de donaciones económicas. Por ello, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, decidió buscar una solución de compromiso. Y le encargó buscarla a Natan Sharansky, director de la Agencia Judía, un organismo que sirve de enlace entre Israel y las comunidades de fieles judíos del mundo.
Sharansky, varias veces ministro, es una figura muy respetada en Israel. Antes de emigrar, fue un disidente en su Unión Soviética natal, donde estuvo encarcelado por luchar para que el Gobierno permitiera emigrar a ciudadanos judíos. En abril propuso un plan: ampliar la plaza dejando la parte que ya está en uso en manos de los rabinos ultraortodoxos y creando un nuevo oratorio bajo el control conjunto del Gobierno de Israel y la Agencia Judía.
 
Su idea es erigir una plataforma elevada sobre unos restos arqueológicos. Es una zona de unos 80 metros de largo, donde Sharansky propone que se permita lo que él llama “rezo igualitario”, donde cada creyente podrá orar como desee, mezclados hombres y mujeres. El Gobierno aún debe aprobar formalmente esa propuesta, aunque Netanyahu se ha mostrado a favor.
“Por primera vez en la historia tendremos en el muro representación igualitaria, cualquiera podrá decidir dónde reza, sin por ello tener que violar las costumbres tradicionales del lugar”, explica Sharansky en su oficina de Jerusalén, ante una enorme fotografía del muro, que cuelga en la pared. “El que quiera rezar según el rito de los rabinos ortodoxos podrá hacerlo. La única diferencia es que habrá otra zona para rezo igualitario. Todos obtienen algo con esa solución”, añade.
“La propuesta de la Agencia Judía es positiva”, asegura Ras. “Pero nosotras no buscamos simplemente rezar en una zona igualitaria. La justicia nos dio la razón y nos permite leer la Torá, con el taled, en la zona reservada a las mujeres en el muro. Nunca pedimos otra cosa”, añade.
Ya en 1928, en los años del mandato británico, cuando los judíos colocaron por primera vez en el muro una pantalla para aislar a las mujeres de los hombres, los árabes que controlaban el recinto protestaron, y las quitaron, dando pie a unas revueltas en las que murieron 243 personas. La separación de las mujeres, a las que eventualmente se les daría solo el 20% de la plaza para rezar, nacía con violencia. Ahora han conseguido, con el respaldo de la ley, que su voz se oyera claramente en ese lugar sagrado para su religión.
 

65 años del Estado moderno de Israel

 

LOS LÍDERES MUNDIALES FELICITAN A ISRAEL EN SU 65 CUMPLEAÑOS

 

 

Líderes del mundo enviaron cartas de felicitación al presidente Shimon Peres esta semana, en honor a Israel en su cumpleaños número 65. Las cartas vinieron del presidente de EE.UU. Barack Obama, el presidente ruso Vladimir Putin y el nuevo Papa, Francisco, así como también de los líderes de Suiza, Alemania, Grecia, Irlanda, Bélgica, Armenia, Eslovenia, Finlandia, Croacia, Sri Lanka, Bosnia, India y Nepal, entre otros. "En nombre del pueblo estadounidense, felicito al pueblo de Israel en el 65 aniversario de la Independencia, escribió Obama, y continuó: "Me sentí muy honrado de tener la oportunidad de visitar Israel hace apenas unas semanas y ser testigo de primera mano del vínculo profundo y duradero entre nuestros países. Hace sesenta y cinco años, los Estados Unidos fue el primer país en reconocer a Israel como un Estado independiente, sólo once minutos después de que el Estado de Israel fue proclamado. Desde entonces, nuestros vínculos políticos, económicos, de seguridad y culturales sólo se han hecho más fuertes." Putin dijo estar "satisfecho con el carácter amistoso de las relaciones entre Rusia e Israel", y

agregó: "Estoy convencido de que vamos a desarrollar aún más la cooperación constructiva en diferentes campos y vamos a interactuar eficazmente en nuestro esfuerzo por promover la paz, seguridad y la estabilidad en el Medio Oriente." Cerró su intervención deseando "la paz y la prosperidad para el pueblo de Israel." El Papa Francisco se dirigió más directamente a Peres, escribiendo, "Al principio de mi pontificado, de buen grado invoco sobre vosotros y todo el pueblo de Israel las bendiciones del Altísimo y le aseguro mis oraciones por sus altas responsabilidades al servicio de la nación." El mismo presidente Peres declaró en la ceremonia que se realizó en la Casa

Presidencial: "Pertenezco a una generación que cruzó el umbral entre el abismo del Holocausto y el pináculo de la resurrección. Yo estaba allí la noche en que fue reconocido el Estado, y estaba allí cuando fuimos atacados al amanecer." Peres pasó a relatar brevemente la lucha para defender el estado incipiente: "Hemos tenido una sola oportunidad para superarnos o caernos, sobresalir o vacilar. Prevalecimos debido al heroísmo de nuestros combatientes. La victoria de Israel es de la humanidad".

Mosaico en Beer Sheva

 

DESCUBREN MOSAICO DE HACE 1.500 AÑOS EN EL SUR DE ISRAEL

 

(

Arqueólogos israelíes han descubierto un imponente mosaico de hace alrededor de 1.500 años en una zona al norte de la ciudad de Beer Sheva (sur), aunque por ahora no se ponen de acuerdo en el uso que pudo tener.

El colorido mosaico, que se remonta al período bizantino (siglos IV a VI), fue descubierto en los campos de cultivo del kibutz Bet Qama, durante los trabajos de supervisión para la construcción de un cruce en la principal autopista del país, informó la Dirección de Antiguedades.

Los trabajos de excavación dejaron al descubierto "los restos de un asentamiento de más 6.000 metros cuadrados",.

Ilustrado con formas geométricas y en las esquinas con el diseño de un ánfora, el mosaico

era al parecer el suelo de una gran sala de 12 metros de largo por 8,5 de ancho, en la que el techo estaba cubierto aparentemente con azulejos.

Hallado sobre una conocida ruta al norte de la ciudad de Beer Sheva, en el desierto del Negev, los investigadores no han decidido aún cuál era el uso que se daba al edificio, pero aseguran que exigió una inversión considerable para la época.

"Parece que el lugar era una hacienda que consistía de una iglesia, edificios residenciales, almacenes, una gran cisterna, piscinas y un edificio público, todo rodeado por campos de cultivo", agrega el comunicado.

La hacienda estaba situada entre dos conocidos poblados habitados por judíos y cristianos. EFE

Ciudad de David

No es de última hora, pero sí es muy interesante.

 Por Matthew Chance Domingo, 17 de julio de 2011

Arqueólogos descubren las ruinas de la bíblica ciudad del rey David

 Arqueólogos hallaron en Israel restos de la que podría ser esa ciudad bíblica, la primera evidencia de que existió el antiguo imperio judío.

 El hallazgo se hizo en Khirbet Qeivafa, Valle de Elah, a 30 km de Jerusalén VALLE DE ELAH, Israel (CNN)

 La Biblia hace mención de un poderoso reino de David –el segundo rey de Israel- en el siglo X a.c., el cual se extendía de Egipto hasta el Éufrates, sin embargo, nunca se ha encontrado evidencia de que existió.

Actualmente, un descubrimiento arqueológico en Khirbet Qeiyafa, en el Valle de Elah, a 30 kilómetros de Jerusalén, parece dar señales de un establecimiento judío.

El profesor Yosef Garfinkel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, dijo que la evidencia encontrada en el lugar incluye un fragmento de cerámica con una inscripción que se cree es de una forma antigua de hebreo y semillas de aceitunas que datan de 3,000 años atrás.

"Los edificios y el muro de la ciudad son colindantes. Esto es típico del concepto urbano de Judea".

"Tenemos huesos de animales. Había miles de huesos de animales. Tenemos borregos, ganado y cabras. Pero no tenemos cerdos. En las ciudades de Canaan y Filistea puedes encontrar hasta un 20% de huesos de cerdos", agregó Garfinkel.

Sólo se ha excavado el 10% del lugar, por lo que es probable que haya más hallazgos significativos.

El reino de David se describe en la Biblia como el primer Estado judío, así como los primeros rasgos del judaísmo, cristianismo e islamismo, pero durante décadas ha sido calificado por arqueólogos como sólo una historia.

En una región donde la historia, creencias e ideologías pueden jugar un papel tan importante, el descubrimiento es polémico. Otros arqueólogos desacreditan la trascendencia del hallazgo.

El profesor Israel Finkelstein, de la Universidad de Tel Aviv, destacó que los restos no son evidencia de un poderoso Estado bíblico.

"No estamos hablando de algún gran imperio con una maravillosa capital, como consideramos a Asiria en el siglo IX a.c., o incluso el reino del norte de Israel en el siglo IX. a.c. Aquí estamos en una fase formativa del surgimiento de Judea".

"Khirbet Qeiyafa no hace a Judea un gran imperio con grandes ejércitos", agregó Finkesltein.

Garfinkel argumentó que aunque no fuera el gran imperio de la Biblia, su existencia es significativa.

"Lo que la gente está tratando de hacer es decir que el Reino de Judea nunca existió. Lo que yo digo es que sí existió. Es uno pequeño, no tan glorioso como la Biblia lo presenta. Pero eso no significa que no existiera".

Encuentra este artículo con: arqueología, ruinas, ciudad bíblica, hallazgos, rey david, biblia, segundo rey de israel, israel

 

Distribuir contenido